El enigma de Bécquer: conozco a muchas gentes a quienes no conozco


RIMA LXXV

          ¿Será verdad que cuando toca el sueño          
con sus dedos de rosa nuestros ojos,          
de la cárcel que habita huye el espíritu               
en vuelo presuroso?

          ¿Será verdad que, huésped de las nieblas,          
de la brisa nocturna al tenue soplo,          
alado sube a la región vacía               
a encontrarse con otros?

          ¿Y allí desnudo de la humana forma,          
allí los lazos terrenales rotos,          
breves horas habita de la idea               
el mundo silencioso?

          ¿Y ríe y llora y aborrece y ama          
y guarda un rastro del dolor y el gozo,          
semejante al que deja cuando cruza               
el cielo un meteoro?

          ¡Yo no sé si ese mundo de visiones          
vive fuera o va dentro de nosotros:          
lo que sé es que conozco a muchas gentes               
a quienes no conozco!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s