Un divertimento


"Scary Mary", una Mary Poppins terrorífica o la sublimación de la supernanny según el método paranoico-crítico, es un divertimento encontrado por ahí que demuestra con gran ingenio que la manipulación puede ser creativa y que el cine de terror tiene unos trucos audiovisuales (sus verdaderas marcas de género, más que el propio argumento incluso, o los efectos especiales sangrientos) muy definidos: los temas pueden ser pocos pero los tonos o tratamientos dan lugar a posibilidades infinitas. Tenía razón el poeta Campoamor al decir que "En este mundo traidor / nada es verdad ni mentira: / todo es según el color / del cristal con que se mira".
 
 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s