LA EVA FUTURA


“La Naturaleza cambia, pero no la Andreida. Nosotros vivimos, morimos y ¿quién sabe…? La Andreida no conoce la vida, ni la enfermedad, ni la muerte. Está por encima de todas las imperfecciones, de todas las servidumbres y conserva la belleza del ensueño (…). Su corazón no puede cambiar porque carece de él. Vuestro deber será destruirlo antes de morir. Un cartucho de nitroglicerina o de panclastita bastará para reducirla a polvo y deshacer su forma en el viento del caduco espacio”. Con estas palabras T.A. Edison, el brujo de Menlo Park, anuncia a los hombres la creación de Hadalay, la mujer ideal, y les invita a desechar para siempre la embustera y voluble realidad de la Eva de la leyenda judeocristiana, para sustituirla desde ahora por una fiel ilusión: La Eva futura, que inmortaliza en su propia esencia las primeras horas del Amor.
hadalyandreida  Auguste de Villiers de L’Isle-Adam: La Eva futura (1886). [Ésta es la buena. Rechace imitaciones]

August Villiers de L’Isle-Adam (18381889) fue un escritor francés cuya obra, que abarca la poesía, el teatro y la narrativa, se orientan en gran parte hacia el simbolismo. Dotado de un vigoroso poder expresivo, es capaz de conferir a sus obras un estilo torturado, a la vez violento y profundamente lírico. Entre su producción, cabe destacar: Isis (1862), Cuentos Crueles (1883), La Eva futura (1886), Historias insólitas (1888) y Nuevos cuentos crueles (1888).

Los cuentos de Villiers son muy desiguales; al lado de algunos absurdos y exagerados, se dan otros en los que el humor, la ironía o el terror macabro dan lugar a situaciones excepcionalmente sugerentes. Cabe destacar entre ellos a “Vera” del que se ha afirmado que es comparable a los mejores de Poe. (Wikipedia)

HADALY, por cierto, inspiró una bonita canción de Santiago Auserón, doctor en filosofía y cantante de Radio Futura:

Miro una estrella lejana y me pongo a pensar
que al llegar a mí su luz puede haberse apagado ya…

Mas tú estás aquí, Hadaly,
con tu frescura ideal,
hay en torno a ti un perfume de misterio
y tu voz entona un canto siempre nuevo,
me enloquece la insinuación de tu gesto eléctrico
y me abruma el roce exacto de tu piel.
Sabes cómo hacer soñar
y no me podrías traicionar jamás.

Ven junto a mí, Hadaly,
con tu frescura ideal,
con agua pura brindaré
por nuestro amor artificial.

laley
(La ley del desierto / La ley del mar, 1984)

Anuncios

8 Respuestas a “LA EVA FUTURA

  1. ¿Alguien me puede explicar cómo añadir una canción (sólo música, sin video) a una entrada de blog? Gracias

  2. Bon nit Victor!  En algun momento fuí capaz de poner música en las entradas… Pero con los cambios de versiones de los spaces y la facilidades de youtube diriamos que el videu mató al audio! Ya investigaré un poco! Si no también puedes preguntar a Äfrica  (de la leonera de) que suele poner música a sus entradas.
     
     Por cierto no conocía a esta antecesora  de Maria (Metropolis) , Rachel (Blade Runner)  y K! Siempre tan interesantes y divulgativas tus entradas, me sigues sorprendiendo! Un beso, K

  3.  
    Muy interesante lo de la Eva futura!
    Y ya veo que a K le ha encantado…..ayyy…..estas replikantes!
     
    Y bueno, poner música en el espacio…jajaja, no te lo vas a creer pero
    a mi me hicieron una cuenta para eso porque yo no sabía hacerla.
    El caso es que tienes que tener un reproductor en el espacio y después
    subir la canción que quieras a una cuenta en una webhosting para sacar
    de ahí la url que pegas en tu reproductor.
    Creo que ahora msn espaces da la posibilidad de ponerte un reproductor
    windows media, busca en las opciones que te da el mismo espacio.
    Y después yo tengo mi webhosting en yahoo, geocitis yahoo y no me
    da ningún problema, lo único es que no me deja subir canciones de mas
    de 5 MB.
     
    Seguro que no te has enterado de nada pero es que la culpa la tengo yo
    porque apenas sé de lo que te estoy hablando…jajaja
    pero sabiendo estas cosas, una persona lista te puede ayudar!  😀
     
     
    Más besitos!
     
     
    Äfrica
     

  4.  Me gusta, repito, que nos muestres cosas – me confieso ser persona de cultura muy elemental y superficial.
    En cuanto a la ayuda, pues no sé qué decirte. Sé que se puede añadir el módulo de windows media player, pero ese no va en cada entrada, sino en la portada. Lo que si sé es que de youtube puedes copiar la url embedded (o algo asi) y es lo que se pega luego.
    (Qué mal me explico!) . Antes yo ponía música, pero ahora no, asì que casi ni sé desde que cambió la última vez el formato de los espacios.
    Un beso

  5. Hola,perdón por la intromisión,pero buscando algo relacionado con hadaly llegué a tu espacio, por casualidad no conocerás algún lugar donde conseguir este libro? llevo ya unos cuantos intentos fallidos…
    Saludos!
     
     
     
     

  6. KELPIE: En algunas librerías de BCN se podía encontrar la edición de "El club Diógenes" (una colección estupenda para los amantes del género fantástico y de terror y de algunos autores malditos, raros y peculiares) de Valdemar cuya portada se reproduce en el artículo; también se puede adquirir en algunos portales de internet. Si te interesan los cuentos de Villiers de l’Isle-Adam (los crueles son los más conocidos), puedes leerlos o bajártelos de internet en http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/fran/villiers/via.htm. Seguiré investigando en pos de LA EVA FUTURA

  7. He encontrado este artículo de Marta Sanuy en internet: lo abrevio porque es algo largo para un comentario e incluyo sólo el fragmento que se refiere a La Eva Futura de Villiers de l’Isle Adam: para los amantes de la literatura fantástica, la ciencia y los androides, es interesantísimo.
     La invención de Morel 

    ¿Las innovaciones técnicas cambiaran la literatura?
    ¿Ha cambiado algo en estos años que podamos percibir ya?
    ¿Hacía dónde va la literatura de nuestra época?
    La primera respuesta que se me ocurre es cuantitativa: ahora se escribe mucho más que hace cinco años, se dejaron de escribir cartas y todavía no habíamos comenzado a escribir correos electrónicos, quizá fue breve y poco evidente, pero hubo un tremendo vacío de comunicación escrita durante algunos años y con la aparición de Internet ese vacío se ha colmado.
    Creo también que en este momento se están fraguando alianzas importantes entre diferentes recursos: sonoros, visuales, verbales, interactivos, que las nuevas tecnologías han puesto a nuestro alcance: el net-art , en el que es importante la presencia de la palabra, y la poesía visual son manifestaciones cada día más sólidas en el terreno artístico y por supuesto en el literario.
    Pero siempre que me interrogo sobre cómo va a cambiar la literatura recuerdo el experimento que hizo un periódico hace unos tres años: publicó cinco comienzos de novela, cuatro escritos por ordenadores y uno humano. Los lectores tenían que adivinar cual era el "humano" y no lo consiguieron. Este experimento me trajo a la memoria las palabras que había escrito Villiers de L´Isle Adam, ya en 1886, en su obra La Eva futura:
    -"Desde cuándo Dios concede la palabra a las máquinas" se preguntaba Lord Ewald, el protagonista de la novela.
    -"Desde que ve el pésimo uso que hacéis de ellas" le responde Thomas Alva Edison, el inventor.
    Considero que una de las funciones primordiales de una escuela de escritura es sugerir lecturas, no se puede aprender a escribir y a reflexionar sino leyendo. Por eso he decidido recomendaros tres obras que yo no llamaría de ciencia ficción, porque no se dejan simplificar con la etiqueta de un género y porque la estrategia narrativa que utilizan es la de aquellas novelas de las que Borges decía "que no se proponen como una transcripción de la realidad, sino que son un objeto artificial que no sufre ninguna parte injustificada".
    En La Eva futura Lord Ewald conoce a una mujer hermosísima, Miss Alicia Clary, y se enamora locamente, pero pronto descubre, consternado, que es imposible mantener una conversación con ella, es tan bella como estúpida. Después de debatirse entre la atracción y el rechazo que la mujer le produce toma una decisión: le encarga a su amigo Thomas Alva Edison que le fabrique una autómata físicamente igual que Alicia, pero inteligente y locuaz.
    En la novela, que por cierto Villiers escribió en papel de periódico por la pobreza en que vivía, lo cual no le impidió ambientarla entre las clases más acomodadas y me permite a mí insistir en que la literatura no tiene que ser a la fuerza autobiográfica, el romántico francés aborda un asunto con mucha tradición literaria y poco desarrollo científico. En cuestiones de robots la tecnología va muy por detrás de la literatura y creo que la imita. Cuando se construyó el primer robot en 1961 ya hacía dos siglos que los había inventado la literatura y que formaban parte del nuestro imaginario colectivo.
    Pero Hadaly no es un robot sino un androide, como el Frankenstein que Mary Shelley creó en 1818. Los androides son seres vivos mientras los robots no son sino ingenios metálicos, hay quien apunta incluso que la aparición de la electrónica provocó un repentino envejecimiento de los robots: ¿quién va a querer que un robot le abra la puerta si puede abrirla con una célula fotoeléctrica?
    Antes y después de Hadaly, que se alimenta de electricidad y se lubrica con aceite de rosas, han existido muchas otras androides bellas y seductoras, pero esta obra de Edison es encargada con una clara exigencia: Hadaly ha de ser inteligente y, si la inteligencia consiste en la capacidad para enfrentarse a situaciones inesperadas, no es suficiente que esté programada para repetir tareas. En esta diferencia entre Hadaly y sus congéneres reside la originalidad de la novela, su gran ambición consiste en narrarnos nada más ni menos que el proceso de construcción de una inteligencia artificial.
    Un experto en reflexionar sobre las consecuencias de las nuevas tecnologías, Paul Virilo, dice: "Todo el mundo debería releer el maravilloso libro de Villiers de l’Isle Adam, La Eva futura, modelo de María, la "mujer eléctrica" de Metrópolis de Fritz Lang. El libro anticipa la superación del cuerpo por ondas corporales, por cuerpos de emisión y recepción. Y por tanto la cibersexualidad -pero también la cibersocialidad, la cibercultura en general "

  8. Hola! sí, Valdemar fue uno de mis intentos fallidos, de todas formas muchas gracias, el enlace de cuentos y el último comentario estan muy interesantes.
     
     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s