Romance del pastor desesperado


ROMANCE DEL PASTOR DESESPERADO

Por aquel lirón arriba      lindo pastor va llorando;
del agua de los sus ojos   el gabán lleva mojado.                                 .
—Buscaréis, ovejas mías,   pastor más aventurado,
que os lleve a la fuente fría   y os caree con su cayado.
¡Adiós, adiós, compañeros,   las alegrías de antaño!,
si me muero deste mal,   no me enterréis en sagrado;
no quiero paz de la muerte,   pues nunca fui bien amado;
enterréisme en prado verde,   donde paste mi ganado,
con una piedra que diga:   «aquí murió un desdichado;
murió del mal del amor,   que es un mal desesperado».
Ya le entierran al pastor   en medio del verde prado,
al son de un triste cencerro,   que no hay allí campanario.
Tres serranitas le lloran   al pie del monte serrano;
una decía: «¡Ay mi primo!»   otra decía: «¡Ay mi hermano!»
la más chiquitita dellas:   «Adiós, lindo enamorado,
mal te quise por mi mal,   siempre viviré penando».

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s