SOSTIENE PEREIRA


Sostiene Pereira que le conoció un día de verano. Una magnífica jornada veraniega, soleada y aireada, y Lisboa resplandecía. Parece que Pereira se hallaba en la redacción, sin saber qué hacer, el director estaba de vacaciones, él se encontraba en el aprieto de organizar la página cultural, porque el Lisboa contaba ya con una página cultural, y se la habían encomendado a él. Y él, Pereira, reflexionaba sobre la muerte. En aquel hermoso día de verano, con aquella brisa atlántica que acariciaba las copas de los árboles y un sol resplandeciente, y con una ciudad que refulgía, que literalmente refulgía bajo su ventana, y un azul, un azul nunca visto, sostiene Pereira, de una nitidez que casi hería los ojos, él se puso a pensar en la muerte. ¿Por qué? Eso, a Pereira, le resulta imposible decirlo.

Así empieza la novela Sostiene Pereira. Una declaración (1994) del escritor italiano Antonio Tabucchi , reciente y lamentablemente fallecido. Una historia de valor y resistencia, ambientada en el Portugal de la dictadura de Salazar, con sus conexiones con la guerra civil española y el futuro franquismo. Pereira es un periodista especializado en literatura, admirador de la France, viudo y apacible, que progresivamente va tomando consciencia social gracias a su contacto con el joven Monteiro Rossi, al que le encarga que escriba necrológicas anticipadas de escritores todavía vivos pero con un pie en la otra orilla. La juventud inflama y contagia el espíritu crepuscular de Pereira que comprueba en su propia piel que nadie puede zafarse de la violencia, la censura y la salvaje irracionalidad que se va imponiendo en Europa por esas fechas. Un acto final de rebeldía firmará su venganza contra el asesinato de su amigo y confirmará el renacimiento de un espíritu libre, construido sobre los profundos cimientos de la verdad, el amor y la dignidad.
El título hace referencia al tono moroso y detallista de una supuesta declaración ante la policía o el juez, donde se ratifican los argumentos y el proceso de esa inesperada pero vivificante evolución, un poco involuntaria, pero asumida como necesaria e inevitable. El tono, el estilo, sobrios, concisos, emocionantes… coinciden con las líneas maestras de Saramago, Borges, Kafka… Sostiene Pereira es una novela de personaje, que se “sostiene” y erige en la tremenda verdad de su protagonista, una compleja mezcla de viudo romántico, Bartleby tozudo y rebelde con causa. 
En definitiva, una excelente novela para releer estos días como homenaje a su autor, Antonio Tabucchi.
Dos años después (1996), dio origen a una película, dirigida por Roberto Faenza, con un incomensurable (como siempre) Marcelo Mastroianni en el papel principal.
ç
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s