DOLCE STIL NOVO / DOLCE STIL NUOVO


En 1314, Dante escribe en el Canto XXIV del Purgatorio (segunda parte de la Divina Comedia) una conversación con el poeta Bonagiunta Orbicciani de Lucca, el cual le pregunta a Dante:

Ma dí s’i’ veggio qui colui  che fore

trasse le nove rime, cominciando

“Donne ch’avete intelletto d’amore.”

Pero dime si estoy viendo al que sacó las nuevas rimas, que empiezan “Damas que sabéis qué es el amor”. Y Dante le responde:

E io a lui: “I’ mi son un che, cuando

Amor mi spira, noto, e a quel modo

ch’e’ ditta dentro vo significando.”

Y yo a él: “Soy tal que cuando Amor me inspira, anoto, y según me dicta dentro, voy escribiendo.” Y finalmente replica Bonagiunta:

“O frate, issa vegg’io”, diss’elli, “il nodo

che’l Notaro e Guittone e me rittenne

di qua dal DOLCE STIL NOVO ch’i’odo!”

“¡Oh, hermano, ahora veo -me contestó- el nudo que nos retuvo al notario [el poeta cortés siciliano Iacopo da Lentini, que era notario], a Guittone [el poeta burgués Guittone de Arezzo] y a mí a este lado del dulce estilo nuevo que he escuchado!”

AL DICTADO DEL AMOR:

BONAGIUNTA: ¿Eres tú el que escribió las  nuevas rimas que comienzan “Donne ch’avete intelletto d’amore?”

DANTE: Yo soy uno de los que escribe cuando el amor me inspira, y de este modo voy expresando lo que él dicta dentro de mí.

BONAGIUNTA: Ahora comprendo lo que nos impidió a nosotros, los poetas del viejo estilo, alcanzar ese “dolce stil novo” que escucho. Vuestras plumas siguen estrictamente el dictado del amor, lo que no ocurre con las nuestras.

Y así quedó bautizada la escuela poética, mayoritariamente toscana, que se desarrolló entre 1280 y 1310 y que supuso el eslabón de avance entre la lírica trovadoresca provenzal y el petrarquismo que abrió las puertas al renacimiento poético.  El Dolce stil novo sustitute la cortesía por la gentileza, la nobleza feudal de la midons por la nobleza de espíritu de la “donna angelicatta” y es casi exclusivamente una alabanza a la dama, ser angelical de corazón gentil/noble que encarna las virtudes de la perfección espiritual que, como dice Guido Guinizelli, despierta el deseo de amar:

Al cor gentil rempaira sempre amore

come l’ausello in selva a la verdura.

Al corazón gentil regresa siempre amor como el pájaro a las hojas del bosque.

La naturaleza no creó al Amor antes que al corazón gentil ni al gentil corazón antes que al amor. Estas divagaciones amorosas dan origen a interesantes introspecciones psicológicas expresadas en una lenguaje vulgar (romance toscano) pero refinada en un vocabulario escogido, rimas suaves, musicalidad perfecta y formas métricas como la canción, la balada y especialmente el soneto.

De Guido Guinizzelli:

Io voglio del ver la mia donna laudare
Ed assembrarli la rosa e lo giglio:
più che stella diana splende e pare,
e ciò ch’è lassù bello a lei somiglio.

Verde river’ a lei rasembro a l’are,
tutti color di fior’, giano e vermiglio,
oro ed azzurro e ricche gioi per dare:
medesmo Amor per lei rafina meglio.

Passa per via adorna, e sì gentile
ch’abassa orgoglio a cui dona salute,
e fa ‘l de nostra fé se non la crede:

e no ‘lle po’ apressare om che sia vile;
ancor ve dirò c’ha maggior vertute:
null’om po’ mal pensar fin che la vede.

Quiero en verdad alabar a mi dama, y compararla a la rosa y al lirio; más que el lucero del alba brilla y suspira a lo más bello del cielo. El campo y el aire a ella comparo, las flores con sus colores, amarillo, rojo, oro, azul, y la alegría; incluso Amor por ella se mejora. Gentil y bella pasa por la calle, si saluda, destruye todo orgullo, hace de nuestra fe a quien no cree; no se le puede acercar el vil y tiene, además, otra virtud: nadie desea el mal mientras la ve.

De Guido Cavalcanti:

Chi è questa che vèn, ch’ogn’om la mira,
che fa tremar di chiaritate l’âre
e mena seco Amor, sì che parlare
null’omo pote, ma ciascun sospira?

O Deo, che sembra quando li occhi gira,
dical’Amor, ch’i’ nol savria contare:
cotanto d’umiltà donna mi pare,
ch’ogn’altra ver’ di lei i’ la chiam’ira.

Non si poria contar la sua piagenza,
ch’a le’ s’inchin’ogni gentil vertute,
e la beltate per sua dea la mostra.

Non fu sì alta già la mente nostra
e non si pose ’n noi tanta salute,
che propiamente n’aviàn canoscenza.

¿Quién es la que viene, acompañada por Amor, que todos miran, que por su resplandor tiembla el aire, que nadie consigue hablar y todos suspiran? Ay, Dios, qué semeja cuando mira, que lo diga Amor, que yo no sabría: benévola me parece la dama, que cualquier otra es mala a su lado. No se puede contar su hermosura, pues toda virtud se inclina ante ella, y la belleza la considera diosa suya. No es tan elevada nuestra mente y nos falta sabiduría para llegar a comprenderlo cabalmente.

De Cino da Pistoia:

Una gentil piacevol giovanella

adorna ven d’angelica vertute,

in compagnia di sì dolce salute

che qual la sente poi d’amor favella.

Ella m’aparve agli occhi tanto bella,

che per entr’ un penser al cor venute

son parolette, che dal cor vedut’è

abbia ’n vertù d’esta gioia novella;

la quale ha presa sì la mente nostra

e l’ha coverta di sì dolce amore,

ch’ella non può pensar se non di lei:

«Vedi com’è soave il su’ valore!

ch’agli occhi nostri apertamente mostra

come tu déi aver gran gio’ da lei».

Y por fin, dos de Dante (de la Vida Nueva, terminada en 1293 y que constituye una especie de “novella” corta y una antología de sus rimas estilnovistas, donde nos explica cómo y por qué fueron escritas en un relato iniciático que describe minuciosamente las diferentes fases del amor):

Tanto gentil e tanto onesta pare
la donna mia quand’ella altrui saluta,
ch’ogne lingua deven tremando muta,
e li occhi no l’ardiscon di guardare.

Ella si va, sentendosi laudare,
benignamente d’umilta’ vestuta;
e par che sia una cosa venuta
da cielo in terra a miracol mostrare.

Mostrasi si’ piacente a chi la mira,
che da’ per li occhi una dolcezza al core,
che ‘ntender non la puo’ chi no la prova;

e par che de la sua labbia si mova
uno spirito soave pien d’amore,
che va dicendo a l’anima: Sospira.

Tan noble y tan honesta parece mi dama cuando a otro saluda que las lenguas, temblando, enmudecen, y los ojos a mirar no se atreven. Ella se va, oyéndose alabar, benignamente de humildad vestida; parece que sea algo llegado del cielo a la tierra como milagro. Se muestra tan cortés a quien la mira, que de los ojos al corazón lleva dulzor que no puede comprender quien no la ha probado; y parece que de su rostro salga un espíritu suave, de amor lleno, que va diciéndole al alma: Suspira.

Y el poema que el propio Dante cita como ejemplar (según Bonagiunta) en su Comedia:

Donne ch’avete intelletto d’amore,
I’ vo’ con voi de la mia donna dire,
Non perch’io creda sua laude finire,
Ma ragionar per isfogar la mente.

Io dico che pensando il suo valore,  
Amor sì dolce mi si fa sentire,
Che s’io allora non perdessi ardire,
Farei parlando innamorar la gente:

E io non vo’ parlar sì altamente
Ch’io divenisse per temenza vile;  
Ma tratterò del suo stato gentile,

A respetto di lei leggeramente,
Donne e donzelle amorose, con vui,
Ché non è cosa da parlarne altrui.

Damas que sabéis qué es amor, quiero hablar con vosotras de mi dama, no porque piense con ello agotar su alabanza, sino para desahogar la mente hablando. Digo que cuando pienso en su valor, Amor se me hace sentir tan dulce que si yo no perdiera el atrevimiento, haría que con mis palabras se enamorara la gente. No quiero hablar tan alto que después, por miedo, caiga en villanía; trataré de su noble estado, por respeto a ella, brevemente con vosotras, damas y doncellas enamoradas, pues no es cosa de hablar de ello con nadie más.

(Las traducciones son de Carlos Alvar, El dolce stil novo, Madrid, Visor, 1984.)

il-dante-y-beatriceHenry Holiday: Dante and Beatrice (1884)

http://ca.wikipedia.org/wiki/Dolce_stil_nuovo

http://archive.is/zgK7t

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s