TRES POEMAS DE HÖLDERLIN


Friedrich Hölderlin (1770-1843), el más clásico de los románticos, el más romántico de los clásicos…

 Lo que perdura lo fundan los poetas.

UN BUEN CONSEJO

¿Tienes a la vez talento y corazón?

Muéstranos sólo lo uno o lo otro,

pues ambos serían condenados

si  los mostraras a un tiempo.

 

A LAS PARCAS

¡Concededme tan solo otro verano, oh poderosas!

Y  un otoño en que pueda mi canto madurar;

sólo de esa manera, saciado con tan dulces

juegos, el corazón aceptará su muerte.

 

Alma que en vida no disfrutó sus derechos

divinos, ni en el Orco logrará descansar;

mas si logro plasmar lo más querido

y sagrado, el poema, ¡bienvenidos seáis,

silencios de las sombras! Porque estaré contento

si mi música, al menos, no se pierde;

una vez, por lo menos, habré vivido igual

que los dioses, y más no necesito.

 

A LOS JÓVENES POETAS

Hermanos, quizás nuestro arte madure pronto

después de su larga gestación juvenil,

y alcanzará por fin la serena belleza

si, como los griegos, seguís siendo devotos.

 

Amad a los dioses y pensad dulcemente en los mortales.

Detestad el arrebato y la frialdad.

Guardaos de aleccionar y de describir.

Si acaso os dan miedo los maestros,

acudid con preguntas a la Naturaleza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s