BYRON: SHE WALKS IN BEAUTY


She Walks in Beauty

She walks in beauty, like the night
   Of cloudless climes and starry skies;
And all that’s best of dark and bright
   Meet in her aspect and her eyes;
Thus mellowed to that tender light
   Which heaven to gaudy day denies.
One shade the more, one ray the less,
   Had half impaired the nameless grace
Which waves in every raven tress,
   Or softly lightens over her face;
Where thoughts serenely sweet express,
   How pure, how dear their dwelling-place.
And on that cheek, and over that brow,
   So soft, so calm, yet eloquent,
The smiles that win, the tints that glow,
   But tell of days in goodness spent,
A mind at peace with all below,
   A heart whose love is innocent!
To Irene, happy birthday!!!
Hermosísimo poema, de difícil traducción ya desde el primer acierto con la presentación dinámica de esta bella mujer morena como la noche pero también brillante como un cielo estrellado, sombra y luz en su exacta medida (ni una sombra de más ni un rayo de menos) para dar forma externa a la pureza y a la inocencia perfectas. Un ideal que Byron anhelaba pero que no conoció en su deliberadamente escandalosa vida de héroe romántico. El ritmo del poema es hipnótico, gracias a las suaves aliteraciones y al uso del tetrámetro yámbico (cuatro parejas de sílaba átona seguida de sílaba tónica, con rima ABABABAB)
She WALKS in BEAU ty, LIKE the NIGHT       -´-´-´-´
Of CLOUD less CLIMES and STAR ry SKIES…  -´-´-´-´
Aquí van algunas de las traducciones que he encontrado por internet:
1.
Camina bella, como la noche 
De climas despejados y cielos estrellados; 
Y todo lo mejor de la oscuridad y de la luz 
Se reúne en su aspecto y en sus ojos: 
Enriquecida así por esa tierna luz 
Que el cielo niega al vulgar día.
Una sombra de más, un rayo de menos, 
Habría mermado la gracia sin nombre 
Que se agita en cada trenza de negro brillo, 
O ilumina suavemente su rostro; 
Donde pensamientos serenamente dulces expresan 
Cuán pura, cuán adorable es su morada.
Y en esa mejilla, y sobre esa frente, 
Son tan suaves, tan tranquilas, y a la vez elocuentes, 
Las sonrisas que vencen, los tintes que brillan, 
Y hablan de días vividos en bondad, 
Una mente en paz con todo, 
¡Un corazón cuyo amor es inocente!
2.
Anda ella en belleza, cual noche

sin nubarrones y cielo estrellado,
y todo lo oscuro y alumbrado
en sus ojos y rostro se conocen;
Así, a la tierna luz endulzado
que cielo a día no reconoce.

Una sombra de más, un rayo menos,
Han casi desecho la innombre gracia,
que la trenza del cuervo bien agracia
o ilumina también su rostro bueno –
Donde pensamiento sereno alaba
cuán puro y querido es su techo.

Y en tales mejilla y semblante
tan suaves, tan calmos, mas elocuentes,
los tintes limpios y rictus triunfante
dicen de días en bondad frecuente,
mente en paz con todo lo terrestre,
corazón cuyo amor es inocente.
3.
Ella anda hermosa, como la noche
de resplandor y cielos estrellados;
y lo mejor de lo oscuro y brillante
se reúne en su porte y en sus ojos,
suavizados por esa luz amable
que el cielo niega a los días hirientes.

Una sombra aquí, un rayo allá,
pudo crear la gracia incomparable
que agita los cabellos azabache
o ilumina suavemente su rostro;
donde moran los dulces pensamientos
tan puros, tan serenos, tan queridos.

Y en esa mejilla, y en esa frente,
son suaves, calmas, y al tiempo elocuentes
las sonrisas y matices triunfantes
que hablan de días pasados en paz.
Un alma en paz con todo lo que mira.
¡Un corazón que ama en la inocencia!
4.
Camina en la belleza, como lo hace la noche
por regiones sin nubes de cielos estrellados;
y las cosas mejores de lo claro y lo oscuro
se citan al encuentro en su aspecto y sus ojos,
ahora suavizados por la trémula luz
que al día jubiloso el cielo niega.
Una sombra de más, un rayo menos,
habrían disminuido la gracia inenarrable
que ondula en cada uno de sus bucles corvinos
o que tan suavemente ilumina su cara,
do dulces pensamientos serenamente expresan
cuán puro, cuán amado, alojamiento encuentran.
Y sobre esa mejilla, y sobre aquella frente,
tan suaves, tan serenas, y aún tan elocuentes:
las sonrisas que vencen y el rubor que reluce,
que nos dicen de días en bienestar vividos,
de una mente tranquila ante cualquier estruendo
y de un corazón que amando es inocente.
5.
Ella camina en la hermosura, como la noche
de climas sin nubes y cielos estrellados; 
y cuanto de bueno hay en lo claro y en lo oscuro, 
se muestra en su semblante y en sus ojos: 
suavizado así, a la tierna luz 
que el cielo niega al día vulgar. 

Una sombra de más, un rayo de menos, 
hubieran bastado para dañar esa gracia sin nombre
que ondula en cada trenza de color de cuervo,
o delicadamente ilumina su rostro; 
donde los pensamientos, con serenidad y dulzura, 
expresan cuán pura y amorosa es su morada. 

Y en la mejilla, y sobre las cejas, 
tan dulces, sosegados, aunque elocuentes, 
los colores que brillan, las sonrisas que triunfan, 
hablan sólo de días transcurridos en bondad, 
de una mente en paz con las cosas de este mundo, 
¡de un corazón cuyo amor es inocente!
6.
Ella camina bellament, com la nit
de serens paratges i cels estrellats;
I tot allò bo de la foscúria i la llum
es troba en la seva aparença i els seus ulls:
Entendrida així per aqueixa llum tendra
la qual el Cel rebutja el cridaner dia.

Una ombra més, un raig de menys,
hauria abatut l’elegància inexplicable
que s’oneja en cada un dels cabells negres
o que il·lumina amb delicadesa son semblant;
On serenament dolços pensaments expressen
com de pura, com d’estimada n’és casa seva.

I en aquella galta, i sobre aquell front
tan suau, tan calm i eloqüent,
els somrísos que vencen, els matissos que ruboritzen
i conten de dies de bondat acabats,
una ment en pau amb tot arreu,
un cor l’amor del qual és innocent!
7.
Camina bella, com la nit
de climes gens boirosos i cels estelats;
i tot el millor de la foscor i de la llum
es troba en el seu aspecte i als seus ulls:
enriquida, així, per aquella llum tendra
que el cel nega als dies cridaners.

Una ombra de més, un raig de menys
haurien esgarrat la gràcia sens nom
que oneja a cada trena de negror de corb
i li il·lumina amb suavitat el rostre
on dolços i asserenats pensaments li expressen
com n’és, de pura i adorable, la seva llar.

I en aquella galta, i sobre aquell front 
són tan suaus, tan tranquils, i alhora tan eloqüents
els somriures que superen el guspireig dels matisos,
i parlen de dies viscuts en bondat,
una ment en pau amb tot 
un cor en el qual l’amor és innocent!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s